27 nov. 2011

Búscame...


Búscame, sólo cuando tus golondrinas vuelen en la misma dirección que las mías… búscame cuando por decisión propia tengas las fuerzas de sostenerme…

Te escribo desde mi pena contenida, desde este amor mediocre; quizás a medio construir… porque desde una lágrima se escriben historias, desde un amor prematuro se conquistan espacios y se destruyen o construyen sueños.

Búscame, sólo cuando puedas reír y llorar conmigo… Cuando tus manos logren abrazar mi cintura por las noches y cuando las mías froten las tuyas, otorgándoles calor en medio de la tempestad.

Búscame cuando tus pies estén cansados de andar, cuando tu deambular constante sea apremiante y doloroso, para arrullarte en un abrazo, para descongelar el tiempo, doblegar la pena y rescatar tus ansias de la adversidad.

Te escribo, desde este amor mediocre que creció con el paso de los días, este amor pequeño y renuente, que no entiende razones… que no sigue la lógica después de haber descubierto tantas cosas, que sigue intacto a pesar del paso del tiempo y las circunstancias.

Búscame al llegar a puerto, te recibiré con un beso… te recibiré como nadie… Con los brazos abiertos…


Tears.-

5 nov. 2011

Instrucciones de Olvido...


No me busques en esquinas ni parques, no me busques alrededor de los desvanes, ni mucho menos junto al umbral de la puerta. No me busques por menester propio… no me busques…no me busques.

No me pienses por las mañanas ni por las tardes, no me pienses en tu alcoba, no me pienses en el metro, no me pienses en el viaje a casa, ni me pienses por costumbre autoimpuesta. No me pienses… simplemente no me pienses.

No me toques con tu alma en las noches de insomnio, no me toques con tus ilusiones, no me toques con tus instintos, no me toques con tus pasiones reprimidas, ni me toques por soledad adquirida en los años… No me toques… No me toques.

No me hables a la distancia, no me hables con palabras dulces ni agrias, no me hables de amor ni de horrores, no me hables de preludios, no me hables de canciones, no me hables del paisaje, no me hables de ti… No me hables, Simplemente no me hables…

No me ames, te pido encarecidamente que no me ames… los años nos han corrompido, los años han hecho estragos en ti y en mí. Lo nuestro está irremediablemente roto. ¿A quién podríamos fingir?

No me ames… no me ames… no me sigas amando como hasta ayer.

No me busques, no me pienses, no me hables, no me amesPero sobre todo no me ames

El primer paso es ignorarme… el segundo, OLVIDARME.


Tears.-

6 oct. 2011

Encuentro Premeditado...



Aguardó en el umbral de la puerta… el corazón se le salía por la boca, ÉL quiso articular un “Te extraño”, sólo supo decir… ¿Cómo estás?

Avanzó tres pasos para el descubrimiento, sus ojos se ampliaron sin poder decir más… Ella dijo –Estoy bien - … Él esbozó una sonrisa y la abrazó.


En la cabeza de ella bailoteaban los recuerdos, sus pensamientos nimios a la última despedida, 13 meses atrás…


Fue aún más triste el encuentro, cuando él dijo – ¿Sientes lo mismo que yo? - haciendo alusión al millón de mariposas que le recorrían el cuerpo, y lo hacían estremecer por el sólo hecho de mirarla.


En la cabeza de ella, continuaban abismándose los recuerdos de aquella despedida… nota textual donde ella le deseaba lo mejor, donde le entregó su “carta de libertad” y finalmente le pidió que la dejara ir.


Él la miraba, simplemente la miraba, mientras ella servía el café… Y sólo lograba decir – Estás hermosa, no has cambiado nada –


En la cabeza de ella, zapateaban esas horas de soledad en que le lloró en silencio, esas noches en que se auto-convencía de que dejarlo, sería siempre para mejor.


Él la abrazó, rozó su mejilla… intentó darle un beso en los labios. Ese beso que ella esquivó.

A esa corta distancia ella percibía el latir acelerado de su corazón… Y ella… sólo pensaba qué tan triste se sentiría él, si le dijera que ...No sentía nada.


El encuentro no fue casual, fue premeditado… Él se fue feliz por verla… la llevó clavada en su pensamiento de regreso a casa, pensó si sería bueno volver a llamarla, pensó si sería bueno intentar recuperarla.


Ella alivió el alma, fue feliz porque no derramó una sola lágrima… fue feliz con ese sabor amargo en los labios, porque se pudo convencer, que cerca o lejos… ya no habían remordimientos, mientras el daba pasos agigantados por la ciudad camino a casa… “Ella no sentía nada”.



Ella...Tears.-

28 sept. 2011

Desahogo....


Como si pudiese adivinar lo que viene, como si la vida se me mostrara en las cartas. Como si las casualidades se llegasen a conjugar con amor… Como si el destino pudiese deparar felicidad en el porvenir…

¿Qué hago yo?

Recaigo en comparaciones burdas para encontrarte, porque siempre la vida se muestra irracional en días como hoy. Las hormonas siempre juegan malas pasadas. Y por mucha ciencia que lleve entre mis conexiones neuronales, aun no entiendo de qué forma tan excepcional este ciclo me sigue determinando.

Siempre he detestado, tener que dar explicaciones, siempre y de algún modo me ha molestado tener que depender de la aprobación del entorno, para sentirme en gracia con la sociedad. Lo más triste y cierto, es que el hecho de extrañar abisma aún más ese derecho nimio a deprimirme.

En este preciso instante, quisiera estar a kilómetros de aquí, encontrarte de algún modo, acurrucarme entre tus brazos…contarte que nunca habrán abrazos como los tuyos… confesarte que nadie es …ni será como tú.


Tears.-

27 sept. 2011



Un beso tímido… un beso de aquellos… un beso tan simple… un beso… Sólo un beso...


Tears

13 sept. 2011

Marioneta


Icé bandera en tu playa, me inmiscuí en tu risa, te di de beber cual naufrago perdido y te entregué las llaves de mi oscura morada.

Te di arcoíris y mariposas… te adorné el mundo al punto de aborrecerlo… te conté las estrellas una a una… y le pedí a la luna que siempre acompañara tus pasos.

Doblé bajo tu cama aquella bandera que te hacia parte de mi patria, de este país pequeño envuelto en cuatro paredes color lila, aquella bandera que acusaba mi gloria y tu falta de libertad…aquel pedazo de tela tan significativo y doloroso para tus alas desplegadas.

Acorralé aquellos miedos que me gobernaban, deposité en tus manos el alma apabullada que me entregó el destino. Y de algún modo, permití que movieras los hilos de esta marioneta deshilachada...


Tears,.

7 ago. 2011

Y tú no estás...


Te cuento al pie de la ventana, mientras la lluvia acecha alrededor, que tengo mil y una formas de amar, que tengo el corazón colmado de nostalgia. Te cuento que sigo triste, que ya no tengo muchas energías o nuevas formas de querer… ya no tengo nada, no me queda nada, y la vida sigue avanzando mientras tú…simplemente no estás.

Te cuento que con tu fotografía he logrado desdoblar un poco el deseo que se esconde entre mis sienes, pensamientos furtivos que aniquilan la espera agotada en mi piel.

No sé, siempre has sido tan especial, pero tan pequeño ante la vida, no sé si conozco más o menos de lo que sientes, no sé si has sido capaz de avanzar. Si, esas cosas que se cruzan por mi cabeza son muy extrañas, sé que lo piensas mientras me oyes. Claro, si es que me oyes o haces como que puedes oír.

Te cuento uno, dos, tres y cuatro. Te cuento cinco y seis a la vez… Te cuento en número pares, primos y múltiplos de no sé qué!... Te cuento que vivo sola, que amanezco sola y puede que esté sola durante un mes más… te cuento que en mi bandeja de entrada hay 2718 correos sin leer, te cuento que en mi celular hay un mensaje de voz sin revisar, tengo 1670 pesos en la cartera, tengo sólo mi pase escolar como tarjeta, y que tengo cinco cuadernos con poemas y algunos que se les podría denominar “diarios de vida”…

Te cuento que estuve enamorada, que ese amor duro un par de años y la relación un año y medio más, te cuento que fue triste despedir la rutina, y que también es triste estar sola por 7 meses y sentir que el mundo se va acabar.

Te cuento que tengo 3 citas pendientes, dos al cine y una a almorzar… citas que sigo postergando, por esperar a que un día te decidas, por esperar a que me quieras abrazar…

Te cuento que me aburre la rutina diaria, que me quedan 8 días para volver a la universidad, te cuento que sigo confundida con esto que siento, esto que muchos dicen que es amor, y que para mí, es una ilusión que se comienza a desvanecer y no sé si volverá.

Te cuento al pie de la ventana, mientras la lluvia acecha alrededor, que tengo mil y una formas de amar, que tengo el corazón colmado de desolación. Te cuento que sigo triste, que ya no tengo muchas energías o nuevas formas de querer… ya no tengo nada, no me queda nada, y la vida sigue avanzando mientras tú…simplemente no estás.

Tears.-

12 jul. 2011

Sólo un sueño...



Mi espalda se erizó al primer contacto… recuerdo perfectamente como tu dedo índice hizo alusión a mis curvas, al momento de verter aceite en aquellas articulaciones de hojalata. Desdoblé el instinto, quise acusarte de abuso, pero aquella curiosidad nimia a mi deseo, logró desatar el impulso…

No sé de qué forma acrobática, tus piernas entrecruzaron las mías, no sé de qué forma mágica logro el pudor someterse a la lujuria… No sé de qué forma tan triste, desperté pensando en ti.


Tears.-

5 jul. 2011


Te enseño estas lágrimas, para que aprendas de memoria mi llanto, para que recuerdes cada instante la amargura que azota mis sienes.

El dolor en el centro del pecho se ha vuelto inquebrantable, se ha tornado inhumano, insoportable, casi agónico.

Estas lágrimas aturdidas reflejan la desazón que produce el dolor, reflejan cuanto hiere una mentira en el alma.

A veces necesito acechar tus noches, a veces se agita mi cuerpo por volar hacia ti… Aprendí de ti a usar las alas impalpables de la imaginación, descubrí que se puede volar sin siquiera despegar los pies de la tierra…

Hoy trato de mantenerme despierta, intento no cerrar los ojos, ya que el manantial de lágrimas podría desbordarse, podría quizás inundar mis mejillas y embeber mis labios dejando ese gusto amargo/Salado en la lengua. De este modo acrecentaría el dolor, o al menos envenenaría aún más este deteriorado cuerpo inerte de amor.



Tears.-

1 jun. 2011

¿Cómo Creerte?


Y como creerte…

Como creerle a la vida, que finalmente te ha cambiado, como creerle a Dios que finalmente viste luz al final del camino, dime como limpiar del corazón la amargura que acumulaste en mi sistema nervioso, dime COMO!!

Hoy que yaces en el infierno, me pregunto cuán cálidos son los abismos que te acechan, me pregunto que si después de tantas lágrimas has sabido valorar las nuestras…


Tears.-

11 may. 2011

A su recuerdo...


Mi eterna debilidad:

Le escribo desde mi sitio vacío, le escribo desde este rinconcito… donde usted y yo desarmábamos la vida, este rinconcito donde las horas eran segundos, y usted hacía que la tempestad fuese una simple brisa.

Le escribo, porque ha pasado un año desde nuestro primer quiebre, porque ha pasado un año desde que tomé mis maletas, mis cuadernos, mis libros, mis sueños y metas… y me retire de su ruta, pensando que olvidar sería fácil, pensando que la juerga y los amigos iban a suplir ese inmenso amor que usted, solo usted Sr. De pasos ligeros, me daba.

No sé qué pasa con mi vida hoy en día, le cuento que todo va bien, Dios ha sido bueno conmigo y me ha permitido tener la mayoría de las cosas que he planeado, estoy a punto de terminar mi carrera, mi familia ya no pesa en los hombros… los amigos abundan y ayudan a la soledad… pero, siempre hay algo que falta…
En mi presente… faltan esas noches de frío en que usted me abrazaba, esas noches dulzonas viendo películas románticas, esas noches infinitas llenas de caricias que golpeaban mi cuerpo entre pasión y ternura.

Sabe…? Lo extraño, aunque usted piense que es una nueva jugarreta, de la pequeña que acompaño sus noches por casi 4 años… lo extraño porque nadie ha sabido reemplazar sus atenciones, que en algún momento no supe valorar… hoy lo extraño y me siento culpable por haberle causado tanto daño… por haberle pintado el mundo de color rosa, por haberle prometido una familia, hijos y estabilidad… lo extraño en mis noches de calor y frio… lo extraño en mis días de risas y mis días de soledad…

Sabe…? Usted dejo un vacío muy grande, un vacío que no se si alguien llegue a llenar… no sé que pase conmigo en el futuro, no sé si lo que sentí por usted era un amor verdadero, o estoy sobredimensionando por no saber exactamente lo que es amar… no sé si estas líneas, sean para disculparme, para recordarle o aliviar mi soledad… lo único claro y preciso, es que como usted aún no conozco a nadie más…

En estos últimos meses, he pensado muchas veces, si es que sería bueno ir corriendo hasta su casa, si es que sería la mejor decisión pedirle perdón y rogarle porque vuelva a mi vida, sé perfectamente que usted no es un juguete, sé perfectamente que lo más seguro es que cuando piense en mí, se le retuerza el alma de odio y desolación… créame…me arrepiento.

En este momento no pido porque vuelva conmigo, en este momento me conformaría con verle de lejos, quizás cruzar una mirada, darme cuenta que está vivo, y que sigue con su vida a pesar de mi partida… lo ideal sería verle acompañado, de alguien que quizás llene mejor los espacios que yo, una mujer de verdad y no esta niña destacada entre comillas.

Quizás usted era mucho para mí, o quizás mi juventud no supo valorar, su madurez, su amor… y sus caricias.


Tears.-

6 mar. 2011

De una mujer despechada...





Siempre tuve mis serias dudas acerca de ti, tanta perfección no podía caber en un cuerpo tan "imperfecto". Hoy sentada aquí, sigo dudando acerca de ti...

En medio de esta soledad y el molesto humo del cigarrillo, más que dudar...pienso en ti, imagino en que motel de mala muerte andas metido, si...con "tu niñita", con la chiquita, con la "pobre de educación", pero con bastas historias de amor... con tu "mujercita", la pequeña, la "ingenua", la que proteges de mi lengua venenosa, la que cuidas de las tempestades de la vida.

La que no me llega ni a los talones, ni en educación ni en belleza... Pero que le voy a hacer "amor", si te gustan los diamantes en bruto, si no me valió de nada, tener bajo el brazo mi grado de licenciada, si no me valió de nada, la crianza en las monjas, y ser una putita en la cama...

Te gusta que dependan de ti, te gusta tener la voz de mando, te gusta decir la ultima palabra, y finalmente te digan: "si, mi amor". Te aburrió mi independencia, te aburrió que tomara decisiones por mi misma. Soy soberbia, lo sé... pero aprendí que no puedo depender de un hombre para sobrevivir, tu...tu quedate con ella, amor!.

Quédate con la que criará tus hijos, la que lavará los platos, planchará la ropa, cocinará, y al caer la noche te abrirá las piernas en medio de la desolación, pensando : "Podría haber sido alguien mas"...

Yo... aunque sola y un poco vacía, ya encontraré a quien le guste compartir un poco de soberbia, y un poco de exito. Yo contigo, paso... y si un día me llegases a buscar... Te mandaría a leer esto. Contigo!!!...Ni al infierno!!!

28 feb. 2011

Tristeza...

Dicen que la tristeza, siempre llega a bocanadas a quien le acecha...la tristeza siempre se agolpa a la ventana, y se desliza cual gotita de lluvia por el borde del cristal... la tristeza, se desdobla cual fantasma en los momentos precisos, momentos llenos de soledad, momentos llenos de desilusión, momentos de sabores amargos en la punta de la lengua, donde se enredan todas las palabras, donde cada sílaba no logra articularse a quien merece maldiciones, a quien merece desprecio y mil adjetivos.

Dicen que la tristeza baila al compás de un corazón desterrado, un corazón que se sintió más que herido... traicionado.

Dicen que la tristeza inunda, cuando la lluvia de dolorosos lamentos, se hace presente cada noche, cada día, cada madrugada... cada tarde. Cuando el recuerdo es traicionero, y LOS recuerdos navajitas punzantes en el estomago, cuando no los logras esconder.

Dicen que la tristeza, embarga a quien no tiene esperanzas, a quien le acribillaron el cuerpo con mentiras y justificaciones magras...

Dicen que la tristeza le pertenece al mendigo, al muerto (en vida) y al enamorado...

...Dicen que la tristeza... "es triste"... y llora de vez en cuando.


Tears.-

28 ene. 2011

...?




Dime qué parte de esta historia es mentira,
Para construir un guión nuevo en esta obra macabra;
Para aniquilar el tiempo con dagas oscuras
Y asirme a la tempestad en medio del letargo.

Dime en qué parte del diálogo nos hemos quedado dormidos,
En que situación embarazosa se quedaron atascados los anhelos,
Dime en qué número telefónico se ahogó la confianza,
En qué pétalo de rosa se anidaron las desesperanzas.

Dime con un sigilo extremo,
En que rincón de la casualidad siguen avanzando las falsedades del ayer,
En qué cuarto oscuro disimulas tu vida
Y qué tanto debo imaginar o dejar de creer.

Dime con una palabra punzante,
O con la articulación de una cautelosa frase,
¿Por qué duele tanto no saber lo que haces…?
¿Por qué te amo tanto, si la vida no sigue un correcto cause…?

Dime en que parte de esta historia me he equivocado,
Y en que sitio desolado duerme el placer que un día sentimos cautivarnos,
Dime truhán descarnado…
Dime las palabras, que carecen de significado.

Dime cuidadosamente la verdad deslumbrante,
Abre mis ojos al punto de querer aborrecerte,
Con el amor a flor de labios, con la vida atenuada en un instante,
Con el corazón en vilo y mis sentidos agonizantes…

Dime cariño,
Dime donde puedo acunar las mentiras y mirarte como antes,
Dime el por qué de todo este sueño…
O mejor dicho… ¿por qué no acabas de una vez por desintegrarme?-


Tears.-

19 ene. 2011

Adiós?


Y hoy… te escribo desde mi soledad… te escribo, porque pensé que sería mucho más fácil seguir mi vida sin ti… Te escribo porque aún duelen las lágrimas en el rostro, porque se siente ese acerbo en los labios, para finalmente hacer nido a mis pies.

Hoy pretendía, comenzar a hilar mis marañas, comenzar a desenredar el dolor, y de algún modo empezar a superar tu ausencia.

Y dime, por donde empiezo?

Si, quería que te llevaras cada diminuto recuerdo, de esta habitación que fue testigo de tu desnudez, de esta habitación que fue testigo de tus besos acompasados, de esta habitación que simplemente fue incapaz de soportar tu partida, y se fue agrietando con el paso de los días.

Si, quería que te llevaras cada uno de los recuerdos, para hacer más llevadero el dolor, para despojar de mi alma, el amor que anide por un corto periodo de tiempo, un amor intenso, quizás no el mas grande de la vida, pero si el que pensé, duraría una eternidad.

Te escribo estas líneas, porque sé que no estás pensando en mí… Porque sé, que de algún modo se te hace más fácil distraer el pensamiento, porque sé… que al pedirme perdón, buscabas aliviar la culpa, buscabas justificar tu libertad. A cambio de mi desolación.

Yo quería que te llevaras mi alma contigo, no hay ente que me gobierne en este momento, no hay más que vacío y un agujero en medio del pecho, haciendo alusión a donde estaba mi corazón… aquel músculo vital que se desgarro… aquel músculo que yace en el rincón de tu indiferencia.

Aún no entiendo nada, aún quisiera gritarle al mundo que te necesito, aún siento tu olor en mi piel, aún siento tus manos erizando mi espalda… aún te siento aquí… cual cadáver tibio.

Te cambio cada lágrima, por aquellas rosas que acostumbrabas regalar… Te cambio cada dolor en el pecho, por cada una de esas sonrisas que sólo tú sabias como robar de mis labios…

Te cambio esta despedida… Por un recomenzar a tu lado… Es mucho pedir?



Tears.-