29 ago. 2008

Dígale...


Digale que muero,
que mi piel ha sido desbaratada
por los últimos vestigios del invierno...
digale que es por su causa que me desintegro...
digale que no hay salida a tanto infierno.

Cuentele de mi... digale que muero
que hasta la luna ha compadecido mis monólogos sedientos.

Hablele por mi,
diga que por él muero,
que es su culpa mi palidecer desierto,
cuentele de mis lágrimas y hasta aquellos sollozos
que pronuncia mi alma por extrañarle tanto.

Digale que me muero,
que sin su voz desfallezco...
que la despedida pronunciada en la última estación del dolor
esta acabando con mis últimos alientos.

Digale por favor que ya no siento,
que la anestesia no causa efecto
entre este padecer inmenso y el acostumbramiento.

Digale que me muero...
que aunque no hayan más imagenes de su cuerpo
en mi vida contemporánea lo sigo queriendo.

Digale usted, Dios que es tan inmenso...
a pesar de nunca haber confiado en sus bienaventuranzas
haga por mi lo que no ha hecho el tiempo...

...Haga que él regrese,
aunque no sienta lo que yo estoy sintiendo.


©Tears Copyright 2005-2008

17 ago. 2008

Quémame...


Quémame los ojos por defecto o perfección,
Quema mis pupilas solo por placer o por amor…

No importa que tan lejos lleguen mis manos;
Jamás mediría la distancia entre tus ojos y los míos,
La cercanía de tu calor distante me consume,
Pero sobretodo me fascina.

Si…quémame los ojos durante el día
Recorriendo mi desnudez de delfín en una playa maldita;
Por placer, lujuria o perversión divina
Quema hondo mi blanca piel ambigua.

Quémame en el silencio de un secreto agonizante,
Subsiste tu sonrisa en el tiempo para poder amarnos…
Sin miedo a sentir tus manos en mis manos,
Pero con el temor a liar mis sentimientos en un charco de barro.

Si…quémame

Hasta desintegrar mis sentidos huraños
Para aniquilar un sin fin de torcidos quebrantos…

Vida mía, quémame
Abismando besos entre bocas intranquilas
Entre alas desplegadas y consecuencias infantiles.

Quémame los ojos por defecto
Y apresurado,
Como carrera al cielo o subsistir apasionado…
Quémame los ojos por perfección desmesurada,
Creo adivinar que la calma dejó de habitar nuestras palabras.

Arráncame los ojos sin medida,
Luego de incinerarme con caricias…
Colma de flores mis pliegues de niña
Hazme sentir mujer más allá de una mirada imprecisa.


© Tears Copyright 2005 - 2008

11 ago. 2008

Tú, mi Luz...


Luz lejana,
Abismo deslumbrante y vacío…
Luz lejana y adormilada
En medio de la penumbra
De mis manantiales inconclusos.

Luz lejana,
Acariciada por mi desolación
Y hecha materia desde que es mía
En los recodos del silencio…

Luz efusiva,
Distinta a la luz dominante de mi cansancio,
Y recesiva en las riveras de mis aguas turbulentas…

Luces, sombras…
Paradójicamente unidas en la lejanía
de mi cielo Infectado de melancolía…

Luz que aflige mi sangre,
Luz lejana, descolorida…

En esta noche descrita por el sonsonete
De mis relojes de arena difundida en la nada…

Luz, Hoy en la lejanía se presiente
Que nace una luz…

Pero no es el color de mis sueños…
Eres tú, amor…

Eres tú…


© Tears Copyright 2005-2008

8 ago. 2008

Lo que Fuimos...




Éramos dos,
de aquellos en que las penumbras abundaban…
de aquellas parejas tortuosas,
que no tienen ni donde ir...


Mucho tiempo fuimos dos,
De paseitos cortos y besos furtivos,
De idas y venidas,
De mis tristezas en tus despedidas,
De tus alegrías cuando ya estabas sin mí…


Fuimos tanto,
Pero la pobreza de espíritu pudo más que nosotros.


Las sombras acompañaban nuestros pasos,
Y las discusiones somnolientas
Ya eran parte de nuestras ventanitas de conversación.


Éramos dos,
Divididos por el mapa de nuestras huellas,
Éramos dos personas adoloridas,
Que ha decir verdad…no se querían,
Sólo se besaban por rutina
O falta de atención ajena.


Fuimos dos figuritas,
Dibujadas a orillas de una playa,
Que no volví a pisar por decisión inmediata…
Luego de tu cruel decisión…


Pero, no éramos nada,
Solo un conjunto pequeño de personas,
Que nunca tuvieron las ganas de vivir en comunión.


Éramos dos…
En los tiempos remotos de mi desesperación,
En el tiempo en que la vida era una crucecita pesada en mis espaldas…


…en los tiempos en que no existía la cordura,
y sólo primó tu traición.
© Tears Copyright 2005 - 2008

6 ago. 2008

Rompecabezas...


Me propuse el desafío,
por ti, por mi y el nosotros...
Porque al faltarle una parte a nuestro rompecabezas,
la vida daría vueltas mil veces...
Sin sentido alguno...



© Tears Copyright 2005 - 2008

2 ago. 2008

Supervivencia


Creí, en ese manojo de letras
Que me permitió encontrar la combinación correcta…
Ante tanto desdén.

Intenté desdoblarme,
Para dejar de sentir tan mortuoria y vejatoriamente,
Para así al fin, volver a respirar.

El aire se tornaba denso,
Demasiado oxígeno,
Después de la intoxicación excesiva
Con azufre de aquel infierno terrenal.

Todo cambió,
Pinte de rosa el jardín extenso de mis lamentaciones.
Colorié de verde el instinto,
Y de lila la inspiración…

Puse rojo en mis venas,
Después de haber sido bestia de sangre azul.
Para sentirme humana y útil en medio de la inmensidad.

Dejé en azul el semáforo de mis tribulaciones…
Para que nadie lo vuelva a cambiar por amarillo.
Estar en la cuerda floja entre el seguir o el detener,
Lía mis acciones y me hace dudar de mi capacidad de avanzar.

En la paleta aún me quedan negro angustia,
Blanco incertidumbre…
Y naranja atardecer.

Supongo que al mezclarlos,
Podría pintar la aurora…
Para así empezar a distinguir entre la penumbra y el amanecer…





© Tears Copyright 2005 - 2008