1 oct. 2010



Dime en que remoto rincón puedo encontrarte,
Dime si es necesario llorar a mares…
Para poder crear una laguna, construir un bote y llegar a ti.

Muñeca rota, muñeca destrozada, marioneta de colores grisáceos, juguetito abatido, penumbra intensa, desdicha absoluta.

Dime si aún respiro,
O sobrevivo por estímulos involuntarios.
Cuéntame que ves sobre el abismo…
Dime si hay sol en estos momentos en el exterior.

Te rindo tributo a regañadientes,
Te espero cada noche para poder conciliar el sueño…
El insomnio ya es apatía y se cuela en cada rinconcito
De mí deteriorado sistema nervioso.

Acaricia mi pelo en la distancia,
Reconoce cada uno de esos errores que cometieron terceros,
Para regalarme esa paz que tanto le hace falta
A mi alma enajenada.

Oh Dios escúchame, dime si aún sigo viva.
Susúrrame al oído una de tus mil plegarias…dime que existes.
Dime que existo.
Dime que aún sigo viva.



Tears.-