30 jun. 2008

03/12/06





MusicPlaylist

Verborrea incandescente en medio de un silencio,

Verborrea dañando las esquinas dormidas del dolor,

La madrugada se hace eterna,

El empalagoso dulzor del vacío se extinguió…


Monólogos desquiciados en la mitad de mi pequeña vida,

Vida…vidita, vida mía…Mi vida…


Angustia desastrada en el equinoccio más tormentoso,

Trenes ambiciosos se deslizan por los rieles de mi piel…


Y miento, le miento a la esperanza que un día existió,

Le miento al viento y su maldito sonsonete burlón.

Melancolía aturdida de tanto llanto,

De lágrimas agitadas en la licuadora del tiempo

Y agujas rasgando pieles desnudas sin culpa alguna.


No hay sol, se perdió la luna,

Penumbras desencajan el presente

Y hacen nido en el cataclismo que forjaron sus manos

En mi pasión.


Hoy no me queda nada,

Hoy…te tuve entre mis manos,

Y solo sentí el ardor de tus palabras en mis oídos muertos

De tanto mal de amor…




© Tears

Copyright 2005-2008

29 jun. 2008

11/10/2006




MusicPlaylist





Te fui infiel, en el acto macabro más repugnante que ha creado mi mente… Corté las yemas de mis dedos para no dejar huellas en ningún lugar de mi desesperanza, las corté poquito a poco para que doliera hasta el final de mis entrañas.



Astillas muy finas atravesé en mi carne desencajada, en aquellos lugares de mi cuerpo, donde se depositó el apocalipsis de tus manos de playa… Agujas, asqueadas de mi sangre inmaculada… Acostumbradas a mi recurrencia y llenas de una infección existencial que desequilibraba cada bacteria mezclada entre sudor y lágrimas…



…Dolía cada vez menos, el acto sabía dulce y no menos extasiado por la sangre que cubría cada rincón de mis añoranzas… Te fui infiel entre lágrimas, agujas y malditos reproches Que rasgaban mis muñecas embriagadas…



La benevolencia que tuvo cada imagen frente a mi mente abarrotada de recuerdos reprimidos, fue la que no me hizo enloquecer de manera definitiva…



En el inconciente colectivo de presentes quedó aquel acto pasado… Conjugado con esta infidelidad espiritual que nació el día en que dejé de saber de ti… El día en que se marchó de mi vida la ultima rosa que depositaste en mis sienes…



El día en que tomaste tus maletas y dijiste:
"Que lo hacías por mí y NO por que dejases de quererme..."




Tears
©Copyright 2005-2008

26 jun. 2008

19/11/06










Hoy que te despedazas angel mío, es cuando las burbujas de mi sangre sonríen y se deleitan de tanto placer...

Ahora que todo lo que tenías está destruido, es cuando tomo las riendas de mi vida y siento el dulce sabor a venganza en mis labios de pordiosera...

Hoy que te desintegras angel mío, quisiera saber si recurrirías nuevamente a mis brazos para sanar tus heridas, o el orgullo sigue anidándose en tu pecho desde la ultima vez que oiste mis palabras.

Ahora que estás en el piso ángel mío, desearía estar frente a ti...pisoteando tus manos que añoran un poco de clemencia y menos de aquel mal de amores que oscurece la bilis de tu sistema digestivo.

Hoy ángel mío, después de tantos meses llorándote, sonrío por que las lágrimas que limpian el piso de tu habitación ya no son las mías...Si no tu cristalino dolor y el abandono que dejó esa maldita mariposa en tu refugio.

Líate con aquella despedida, vive lo que yo viví por tu causa...Y desángrate de una vez para saberte muerto, deshabitado.



Tears
©Copyright 2005-2008

07/03/2006






Se siente fría y desnuda, aún la aurora desequilibra sus esperanzas; logra acumular vacío, se inunda de melancolía y cada noche derrama una lágrima para no perder la costumbre.En el paraíso de sus sueños, aún pronuncia su nombre y revuelca su alfabeto con palabras eclipsadas en penurias antiguas y gastadas. Desenvuelve su frívola vida entre entes vacíos, que buscan cariño por compromiso y aún no aprenden el sentido de salir a volar.


Se detiene en el tiempo, busca un respiro; pero ya no existe ese alguien que le hacía confiar, desapareció poco a poco; como un vil trapo roto se vistió de ansiedad y no volvió a su lugar. Su mundo perdido entre su nombre y el hastío, la llevan a sentir que no queda vida sin una lágrima porque el alma deja de soñar...Cada vez que se sienta a la orilla del camino, recuerda y vuelve a llorar. Pensó que la vida era de brillos, colores y luces que deslumbraban lo que lograba tocar, aprendió a mentir, a jugar y olvidar.


Aprendió que nadie opacará su llanto, que debe desconfiar de cualquier acto, que cuando alguien reemplace aquel dolor en su alma, será demasiado tarde. Perdió lo que mas amaba, perdió el encanto y el habla, perdioó su dignidad y lo poco que poseia...
Con las alas caídas pensó que su vida terminaría, pero sigue respirando y dando señales de que no se cansará de clamar por una libre realidad. La casualidad vistió de amargura su manto, intenta opacar las heridas, pero todo da muestras de que no hay vuelta atrás, no hay espacios para estatuas ni gente desarmada por la tempestad.






Tears
©Copyright 2005-2008