27 nov. 2011

Búscame...


Búscame, sólo cuando tus golondrinas vuelen en la misma dirección que las mías… búscame cuando por decisión propia tengas las fuerzas de sostenerme…

Te escribo desde mi pena contenida, desde este amor mediocre; quizás a medio construir… porque desde una lágrima se escriben historias, desde un amor prematuro se conquistan espacios y se destruyen o construyen sueños.

Búscame, sólo cuando puedas reír y llorar conmigo… Cuando tus manos logren abrazar mi cintura por las noches y cuando las mías froten las tuyas, otorgándoles calor en medio de la tempestad.

Búscame cuando tus pies estén cansados de andar, cuando tu deambular constante sea apremiante y doloroso, para arrullarte en un abrazo, para descongelar el tiempo, doblegar la pena y rescatar tus ansias de la adversidad.

Te escribo, desde este amor mediocre que creció con el paso de los días, este amor pequeño y renuente, que no entiende razones… que no sigue la lógica después de haber descubierto tantas cosas, que sigue intacto a pesar del paso del tiempo y las circunstancias.

Búscame al llegar a puerto, te recibiré con un beso… te recibiré como nadie… Con los brazos abiertos…


Tears.-

2 comentarios:

  1. La eterna búsqueda.
    Un texto genial.

    ResponderEliminar
  2. uuhh... conflicto de sentimientos, si ese amor... mediocre? no sé pero ese amor, esa espera, ese volverás pero hummm... el amor propio? no me busques cuando no tengas a nadie más, no sé mezcla de sentimientos pero me ha encantado!!!! y lo mejor de todo, me he identificado en etapas de mi vida! saludos!!!! un gusto leerte!

    ResponderEliminar

¿Por qué giras la cabeza para pensar qué decir?...Dilo y ya!!