5 jun. 2009

Mal de amor...


Preparé más que nunca la atmosfera y el desdichado corazón se aventuraba a salir corriendo de mi garganta, gritar deliberadamente lo que sentía, para así vaciarse en medio del piso y al fin descansar.

Pero se aquietó, escuchó a la mentirosa razón, y se quedó, se calló y el ejercicio de salir de mi garganta lo superó.

Corazón sentía dolor, corazón nunca pensó, que al callarse perdería la razón.

Corazón sintió miedo, la necrosis ágil e inmediata llegó.
Corazón agonizó, pidió ayuda, pero su voz poco a poco se apagó.

Corazón necrosado de angustia y desazón, yace en medio de mi pecho, sin un esbozo de latido, sin un solo impulso nervioso que lo aliente a revivir… Corazón se rindió, y el electrocardiograma indica que murió de mal de amor.







Tears.-