28 abr. 2010

...




Mi querido enemigo, mil veces he querido conversar de lo mucho que me duele todo lo que cruza por mi mente, de las cosas que estoy sintiendo, de todo lo que me ha costado retomar nuestra vida cada vez que mis pensamientos acechan lo que tenemos.

Mi querido enemigo, después de todo este tiempo que llevamos juntos, mi vida a cambiado un poco cada día. Contigo aprendí tantas cosas, contigo descubrí que puedo amar y ser amada, contigo descubrí que puedo confiar en alguien y que realmente me cuidas. Cariño mío no sé como expresarme, cada vez que intento escribir, dejo todo en blanco…los pensamientos se acumulan en mi cabeza y no sé que es lo primero que debiera decir.

Vida, hoy me doy cuenta que tengo una vida, y me ha dolido demasiado descubrir que las personas son como son y no se pueden malear al gusto de uno mismo. Me he dado cuenta, que a pesar de querer lo mejor para ti, eres tal cual como te conocí y no hay motivos lo suficientemente tangibles como para que tomes mis comentarios y me digas que cambiarás.

Mi querido enemigo, si tan sólo pudieras comprender lo que pasa en mi interior en este momento, si tan sólo Dios me ayudara a no dañar tu integridad al momento de leer estas líneas, sin tan solo un genio me dijera que puedo hacer lo que quiero; que tú harás de cuentas que yo nunca existí.



No sé como comenzar a explicar lo que sucede, no sé como definir de la mejor forma lo que pienso, sin pasar a llevar lo lindo que tuvimos. Sabes… no me gustaría seguir a tu lado tan sólo por cariño o culpabilidad, los días cada vez se me hacen más eternos y dejé de maravillarme con esa dulce voz que me abraza en cada llamado telefónico. Ya no siento pertenencia cuando estamos lejos, ya no te extraño como en los primeros tiempos. Ya no me proyecto, ya no anhelo hijos y tampoco sé si deseo casarme a corto plazo.

Oh cariño, le doy vueltas al asunto y lo único que queda es alejarme, lo único que me queda es no alargar la agonía de este amor, que ya se ha convertido en hielo desde casi 8 meses atrás. No sé que decir, no sé como reaccionarás, quizás la vida más adelante nos dé una nueva oportunidad, sólo quiero que entiendas que esto lo hago por los dos, que antes de tomar cualquier decisión, pensé más en ti que en mi, pero el daño está siendo para los dos.


Tears.-

4 comentarios:

  1. Muchas veces hace falta valentía.

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Me diluyo en tus líneas amiga, son muy emocionales, se sienten de un lado y del otro... Un torrente helado se despega pesado y atraviesa infame mis pensamientos mientras trato de dilucidar de cuántos lados he estado al leer tus letras.
    Todas las letras para vos como siempre

    Martincho

    ResponderEliminar
  3. Tantas historias asi....

    Es un poco triste

    ResponderEliminar

¿Por qué giras la cabeza para pensar qué decir?...Dilo y ya!!