3 jul. 2009

Me declaro vencida...


Me declaro vencida,
por una mujer de cuerpo menudo
que promete tener un brillante futuro.

Me declaro vencida,
pero de la boca para afuera porque
aunque ella baile en tu cama, seguiré siendo la de la mirada tierna.

Me declaro vencida e incompetente...
porque contra su verborrea cualquiera se deslumbra...

Soy de alma silente, suelo ensimismarme en la nada...
...Fue ese el error? o es que no sirvo de nada?

Me declaro vencida,
por el humanismo que lleva en su sangre...
porque las ciencias no se compatibilizan con el arte...
y mucho menos con el amor que anidé para resguardarte.

Fui un simple salvavidas en tus visitas pasajeras,
fui nectar cuando no habia nadie
que saciara la sed de tu boca indiscreta...

Fui pan, cuando morias de hambre
...Y fui un supuesto amor,
hasta que descubriste que era inexperta como amante.

Me declaro vencida y entrego mis armas,
no deseo la seducción y mucho menos seguir
formando parte de este karma...

...Te devuelvo las cartas y las despedidas,
te devuelvo tus besos y lo que omitias,
te devuelvo cada linea del horizonte y el infinito que prometías...

Te devuelvo todo, para que a ella no le falte nada...

...Pero que le quede claro, que tu alma...
...Primero fui yo quien la gobernaba.


Tears.-

9 comentarios:

  1. :O

    se puede palpar
    tu sentimiento
    en este escrito...


    me dejaste asombrada en serio...


    !

    ResponderEliminar
  2. Ay. Eso me dolió. ¿Leés poesía? ¿A quién? Este poema tiene una reminiscencia de lo más clásico...

    No sé si te gustará, pero me sale recomendarte el poema "Carta lírica a otra mujer" de Alfonsina Storni. Quizás...

    ResponderEliminar
  3. Muy fuerte. Remueve cosas en mí.

    Besos

    ResponderEliminar
  4. awww! me dejaste el pecho hecho un bollito! Que manera de desamar x dios!
    Me gustó... porque me puso la piel de gallina...
    Besos!!!

    ResponderEliminar
  5. Estoy descubriendo tu blog, la melancolía y la fuerza en cada post q he leído me han atrapado; seguiré visitandote de vez en cuando.

    Abrazos!

    ResponderEliminar
  6. hermoso, simplemente hermoso.

    Saludos

    ResponderEliminar
  7. mmm
    definitivamente el arte y la ciencia, son como el agua con el aceite. A veces forman una mezcla, cuando los cercanos a las ciencias usamos la literatura como emulsificante pero…La ciencia insiste en planificar y normar, mientras el arte es disciplina del dejar ser.
    Ay querida hermana, no eres la única que se ha topado con uno entregado a esa parte más visceral de los humanos, el arte. Y es un encuentro fatal donde la parte oculta del apegado a la ciencia sale más dañada, pues, a diferencia de ellos, nunca aprendimos a lidiar con los sentimientos, simplemente los dejábamos de lado y goteando melancolías entre tintas y papel.

    ResponderEliminar

¿Por qué giras la cabeza para pensar qué decir?...Dilo y ya!!