21 ene. 2009












Emilia nació un frío día de invierno, en aquellos callejones donde no se logra diferenciar la fantasía de la realidad. Desde el primer respiro asumió la sentencia del destino y a pesar de no saber hablar, siempre trató de hacerles ver al resto que la vida era un bulto pesado en los hombros.


Su manera de ser un tanto cabizbaja, la llevó a ser siempre un ser frágil ante el resto, aunque siempre supo que un día la vida le enseñaría al mundo, que a pesar de sus alas livianas y escuálidas aprendería majestuosamente a volar.

2 comentarios:

  1. Aprenderá muy pronto a volar. A pesar de su apariencia frágil.

    ResponderEliminar
  2. las apariencias engañan es lo que siempre se dice de personas como ella tan maduraz ya que al ser solo un ser fragil que depende de sus progenitores se da cuenta de que solo es una carga aunque es un pensamiento algo egosta a mi parecer y aunque si volará y ya no tendrea que depender de nadie es triste saber que su destino siempre fue igual siempre lo supo y no fue capas de cambiarlo (Y)

    besos creo que ya habia pasado po caca hace tiempo :)

    ResponderEliminar

¿Por qué giras la cabeza para pensar qué decir?...Dilo y ya!!