29 ago. 2008

Dígale...


Digale que muero,
que mi piel ha sido desbaratada
por los últimos vestigios del invierno...
digale que es por su causa que me desintegro...
digale que no hay salida a tanto infierno.

Cuentele de mi... digale que muero
que hasta la luna ha compadecido mis monólogos sedientos.

Hablele por mi,
diga que por él muero,
que es su culpa mi palidecer desierto,
cuentele de mis lágrimas y hasta aquellos sollozos
que pronuncia mi alma por extrañarle tanto.

Digale que me muero,
que sin su voz desfallezco...
que la despedida pronunciada en la última estación del dolor
esta acabando con mis últimos alientos.

Digale por favor que ya no siento,
que la anestesia no causa efecto
entre este padecer inmenso y el acostumbramiento.

Digale que me muero...
que aunque no hayan más imagenes de su cuerpo
en mi vida contemporánea lo sigo queriendo.

Digale usted, Dios que es tan inmenso...
a pesar de nunca haber confiado en sus bienaventuranzas
haga por mi lo que no ha hecho el tiempo...

...Haga que él regrese,
aunque no sienta lo que yo estoy sintiendo.


©Tears Copyright 2005-2008

5 comentarios:

  1. Dígale que el invierno termina…
    Dígale que ella es primavera…


    …y dígale…

    ResponderEliminar
  2. digale que aun respiro
    y que aunque lo amo aun no muero por su causa...


    cautivador kari
    como siempre!

    besitoss

    pd. algun dia te regalo una copia del collar de la paloma *-*

    ResponderEliminar
  3. sonara algo cliche pero:

    digale que por el muero digale ke sin el no respiro

    por dios ke se de cuenta de que el es mi amor verdadero :D

    un beso cuidate muy lindo lo escrito :D

    ResponderEliminar
  4. y si ya lo sabe? Sin que se lo digan...
    qué desgracia, está lloviendo de nuevo.

    ResponderEliminar

¿Por qué giras la cabeza para pensar qué decir?...Dilo y ya!!