6 feb. 2009




La sangre corrió desorbitada, casi corriendo, anhelando escurrir rápidamente por su piel y llegar al piso, para no volver a su sistema circulatorio.

Aún no lograba explicar el porqué de sus actos, no sabía como llegaría al botiquín para curar las angustias que dejó su navaja en aquellas muñecas pálidas y llenas de culpas. Tampoco sabía como le explicaría al mundo que la vida carecía de sentido, que si respiraba era por inercia y que si comía era para ocupar su tiempo en algo.

Nunca notó que el amor estaba agonizando desde el principio. Que nunca nada fue digno de sus preocupaciones y que simplemente él, no estaba interesado en sanarle las heridas que llevaba guardadas tras batallas pasadas.

Desde pequeña soñó con un amor digno de cuentos de hadas, siempre añoró ser una mujer exitosa y llena de logros. Pero no fue así, él dolor la consumió, la cordura se perdió y simplemente se estaba dejando morir en vida.

Las navajas las utiliza para saciar el dolor, siente que de algún modo la angustia y la pena dejarán de invadirla; en algún rincón de su locura anhela seguir viva, pero el sentido se ha ido con el último cuerpo que la colmó de amor.

Recuerda perfectamente cuando sonreía, y recuerda exactamente cuando dejó de hacerlo. Se hizo dependiente, se transformó en la sombra de aquel ser que jamás atendió sus súplicas y que no compadeció su llanto...Que la dejó a la deriva por un amor cercano, y no tan enfermo como el que ella le entregaba a diario.

Ella lloraba todos los días a las cinco de la tarde, a las cinco y quince prendía un cigarrillo... y a las seis volvía a comenzar con su función de horror...
La sangre corría rápidamente por sus muñecas, y ella... no sabía como lograría llegar al botiquín para curar las angustias que dejaba la navaja en esas horas sombrías.

Tampoco sabía como le explicaría al mundo que la vida carecía de sentido, que si respiraba era por inercia, y que si comía era por ocupar su tiempo en algo...

4 comentarios:

  1. Perfecto.
    Todo lo que vas relatando va creando imagenes en mi cerebro y 'siento' el dolor tan grande que siente esa mujer.

    Ahhh! perfecto ctm (:

    ResponderEliminar
  2. Me gustó bastante, cómo moldeaste la forma y de cómo le pusiste el contenido, mucho dolor. El único alcance subjetivo que te haría es, terminar de otra forma, sin repetir el principio. Buen escrito.

    Que estés bien y gracias por agregar mi blog a los que sigues.

    Cariños.

    ResponderEliminar
  3. Wow, que fuerte
    Pasaba por aca, muy interesante lo que escribiste, yo tambien escribo
    espero que te pases tambien :)
    Me agregue a los "seguidores" de tu blog :)

    Cuidat
    Mucha suerte
    Saludoss


    Una Adicta a las lágrimas más: Annie D. Lopez.

    ResponderEliminar

¿Por qué giras la cabeza para pensar qué decir?...Dilo y ya!!